Skip to Content

Genética básica en las distrofias hereditarias de retina

La genética es un campo de la ciencia tremendamente complejo, por eso se intentará explicar de la forma más sencilla y comprensible ciertos aspectos de este campo, para poder comprender un poco el origen de las Distrofias Hereditarias de la Retina.

1º INTRODUCCIÓN

     Conceptos básicos: gen, cromosoma, mutación…

2º HERENCIA GENÉTICA: MODOS DE TRANSMISIÓN

  • AUTOSÓMICA DOMINANTE
  • AUTOSÓMICA RECESIVA
  • RECESIVA LIGADA AL SEXO

CONCLUSIÓN

1º INTRODUCCIÓN

Antes de entrar en lo estrictamente genético, o en la herencia genética, debemos conocer ciertos conceptos para comprender mínimamente el resto de términos que se usarán a lo largo de todo el artículo.

CROMOSOMA: es la parte de la célula donde se encuentran los genes. En todas las células hay 23 pares de cromosomas, cada par está formado por una copia que ha recibido de la madre y otra del padre. De esos 23 pares, 22 de ellos se dedican a diversas funciones que tienen encomendadas, y el otro par califica el sexo del individuo.

GEN: es la unidad básica de información del cuerpo humano, o sea, es quien dice a las células cómo se tienen que comportar, o qué sustancia tiene que producir, etc. Los genes a su vez están formados por unas sustancias llamadas bases nucleótidas representadas por las letras A, T,G,C y que se unen entre sí, dando la estructura del gen y determinando su funcionamiento.

MUTACIÓN: las uniones de las bases nucleótidas A,T,G,C de cada gen están establecidas de una forma muy determinada y cuando se produce un cambio en esas uniones, cualquiera que sea, se produce un error en esa secuenciación de letras dando lugar por tanto a una mutación. El error se puede dar por cualquier motivo, que falte alguna letra, que estén cambiadas de lugar en el gen, que estén cambiadas unas por otras, etc. Cuando se produce cualquier error en esa secuencia de letras se produce una mutación, que es diferente para cada error, o sea, cada error que se produzca es una mutación diferente.

En la siguiente ilustración se puede observar la estructura de la célula y genes.

Estructura gen

2º HERENCIA GENÉTICA: MODOS DE TRASMISIÓN

La herencia genética es la información genética que hemos recibido de nuestros progenitores y la que nosotros vamos a transmitir a nuestros descendientes. Esa información está en los cromosomas que a su vez están formados por genes. En ocasiones, esos genes tienen errores en su estructura que dan lugar al mal funcionamiento de algunas células ocasionando, por tanto, enfermedades. Dependiendo de cómo sea ese gen defectuoso, mutado, nos encontramos con diferentes formas de clasificar el modo de transmisión de estas enfermedades genéticas a la descendencia. Hay 3 modos de herencia:

  • AUTOSÓMICA DOMINANTE

Decimos que un gen es dominante cuando la información de ese gen se impone al otro que le acompaña en el otro cromosoma del par (recordemos que tenemos 23 pares de cromosomas por célula, una copia del padre y otra de la madre). Cuando un gen mutado se comporta como dominante, la información que se transmite a la descendencia es errónea (el gen malo se impone al bueno). Por lo tanto, en este modo de herencia será suficiente con recibir, o transmitir, un único cromosoma (el del padre o el de la madre) con el gen mutado para padecer la enfermedad, ya que el cromosoma con el gen mutado se impone a otro del par produciendo el mal funcionamiento de las células y por lo tanto la enfermedad.

Son genes característicos de esta herencia entro otros: Rhodopsina o Periferina.

En la siguiente ilustración se observa las diferentes posibles combinaciones de cromosomas de esta herencia.

Herencia dominante

Por lo tanto después de todas las combinaciones posibles de los cromosomas de los dos progenitores, se observa que hay una probabilidad del 50% de transmitir y padecer la enfermedad, ya que como hemos dicho es suficiente un solo cromosoma con el gen mutado para padecer la enfermedad. Sin embargo, esto es una visión matemática ya que le genética hará un poco lo que quiera, ya que, por ejemplo, en una descendencia de cuatro personas puede que la padezcan los cuatro, o ninguno o uno o dos o tres, Resumiendo, que las matemáticas dicen una cosa y la genética hace lo que quiere.

  • AUTOSÓMICA RECESIVA

Decimos que un gen es recesivo cuando la información del gen mutado no se impone al gen normal (el malo no produce enfermedad si tengo el otro gen normal). Para que se produzca este tipo de herencia es necesario la confluencia de los dos cromosomas mutados en la persona para  padecer la enfermedad. Se ha tenido que transmitir un cromosoma con un gen mutado por parte de la madre y otro por parte del padre (en la dominante sólo era necesario un cromosoma con el gen mutado). En el caso de que sólo le sea transmitido un cromosoma con el gen mutado, esta persona será portadora pero no la padecerá. En el caso de que reciba las dos copias de cromosomas con el gen mutado padecerá la enfermedad será portador transmitiéndola inevitablemente a su descendencia pero teniendo esta descendencia pocas probabilidades de padecer la enfermedad ya que sólo ha recibido un cromosoma con el gen mutado y faltaría el otro ya que se trata de una herencia recesiva.

Son genes característicos de esta herencia: RPE65 o ABCA4.

Herencia recesiva
  •  RECESIVA LIGADA AL SEXO

Para entender este modo de herencia hay que saber que las mujeres tienen 2 cromosomas X que determinan su sexo, mientras que los hombres tienen un cromosoma X y el otro es un cromosoma Y. Este tipo de herencia se caracteriza porque las madres son portadoras y no la padecen pero se la pueden transmitir a los hijos varones que son los que desarrollan la enfermedad. Esto se debe a que el cromosoma con el gen mutado se encuentra en el cromosoma X la mujer, y cuando se transmite al hijo varón este la padece ya que quien le acompaña es el cromosoma Y que marca el sexo varón. La herencia es recesiva pero al no haber otro cromosoma X que aporte función normal, los varones son enfermos necesariamente. Sin embargo, cuando son las hijas mujeres reciben este cromosoma con el gen mutado sólo serán portadoras, ya que al ser recesiva, y tener de pareja un gen con las mismas características pero normal, este último hace que la función sea normal.

Las mujeres sólo serían enfermas si tuvieran mutación en sus dos cromosomas X.

Son genes característicos de esta herencia: RS1, o CHM

Herencia ligada al sexo

3º CONCLUSIÓN

Los diferentes tipos de herencias nos pueden dar una idea de cuál es el origen de nuestra enfermedad, o cuál será el futuro de nuestra descendencia. Las posibilidades de conocer las posibilidades de transmitir una enfermedad hereditaria aumentan si sabemos el gen y la mutación que nos afecta. Es muy aconsejable tener hecho un estudio genético para saber la raíz de la enfermedad y saber exactamente el origen de la misma, ya que al ser estas enfermedades tan heterogéneas, casi se podría decir que para cada persona es diferente. Saber el gen mutado es muy importante por varios motivos:

  • Confirmar, descartar o reclasificar un diagnóstico clínico.
  • Saber qué tipo de herencia es, dominante, recesiva, o ligada al sexo, y por lo tanto poder predecir el riesgo de transmitir la enfermedad a nuestros descendientes. En algunas ocasiones, en familias con riesgo de repetición, se puede intervenir para evitar la aparición de un afecto seleccionando embriones que no porten la enfermedad. Para ello se puede hacer diagnóstico prenatal y preimplantacional.
  • Permite detectar una enfermedad antes de que aparezca y determinar el estado de portadoras.
  • En las enfermedades sindrómicas que afectan a varios órganos, permite adelantarnos a la aparición de determinados síntomas y a veces los pacientes pueden ser tratados con más éxito, e incluso algunos problemas pueden prevenirse.
  • Estudios de población enfocados al estudio del origen de determinadas mutaciones y poder identificar al mayor número de individuos.
  • Ensayos clínicos, se están efectuando multitud de ensayos clínicos en diferentes partes del mundo con diferentes genes y mutaciones, y saber cuál es el nuestro nos abre la posibilidad de poder entrar en uno de ellos o en alguno en el futuro.
  • Además, es necesario para poder realizar terapias génicas (corregir mutaciones genéticas).
  • Interés por los investigadores y empresas farmacéuticas, ya que el conocer qué tipos de genes y cómo están afectados, despiertan la curiosidad ante el reto y el prestigio que suponer poder encontrar soluciones a estas enfermedades.
RECYL